Entrevista con Marcos Lopez

entrevista-marcos-lopez

¿Sería una búsqueda espiritual?
Yo pienso que sí. La búsqueda espiritual y existencial es constante, es un ejercicio constante. También el arte me sirve para ganar dinero y pagarme las vacaciones en Cancún para satisfacer mis más oscuros egos y miserias humanas de ser mejor que el de la esquina, también me gusta el arte por que es mi trabajo y con lo que yo vendo esas fotos me cambio el auto, y me encanta tener un auto nuevo, y me encanta que mis fotos sean caras para comprarme un auto todavía más nuevo.

¿Cúales considerás que son los códigos actuales de comunicación comunes en América Latina?
Bueno, los códigos comunicacionales que serían… la publicidad, que te atormenta, la calle, el sofisticado arte contemporáneo y que nadie entiende nada, el poder de los curadores, el poder del mercado de arte contemporáneo, el poder generador de tendencias…

Asado en Mediolaza (Cordoba, 2001)

En la “Ultima Cena Argentina”, por que utilizaste esa imagen bíblica y la transformaste en una imagen local? ¿Te gustó hacerla?
Sí. Creo que es una de las imágenes más importantes. Uno hace una obra y hay muchas puertas de entrada. Te podría decir que fue por que fui a un colegio de curas, por que vi una Ultima cena de Hiroshi Sujimoto en Europa y dije: yo la voy a hacer mejor. Una cosa absolutamente barrial futbolera, competitiva. Yo también voy a hacer una Ultima Cena, por que me interesa la identidad, siempre trabajé sobre la identidad cultural argentina de Sudamérica, siempre me interesa, me interesaban todas las cosas de hombres con hombres, hablando de boludeces, futbol y de chicas, esas cosas machistas de los hombres, y que yo me crié así, en una escuela de curas, comiendo asado con diez boludos al lado hablando pavadas, esa es mi cultura y por que me interesa también la experiencia de la puesta en escena, lo que se podría llamar un seudodocumentalismo. Me interesaba la experiencia con la carne, la antropofagia, los machos, entre machos como niños, son hombres pero son niños finalmente, la cosa de bacanal romano, el futbol y me parece una estupidez el futbol pero me interesa como tema, a mí no me gustan los partidos de futbol por mí que la selección pierda… me da lo mismo.