Entrevista con Marcos Lopez

entrevista-marcos-lopez

Entrevistamos a Marcos Lopez antes de realizar el material didáctico “Tramas desde América Latina”. Es muy interesante como podemos acercarnos a la obra de Lopez a partir de sus propias palabras. Esperamos que difruten de esta lectura y que puedan sentirse como si estuviesen con él.

En tus obras surgen elementos analógicos, digitales, documentales, teatrales, plásticos y pictóricos. ¿Como construís tu imagen, con ese conjunto?

Desde que empecé a sacar fotos, un día hacía puestas en escena como seudo-surrealistas por decir algo y otro día hacía fotos documentales de los inundados en Santa Fe. Después me dediqué a hacer fotografía documental que era como un glamour de justicia social de la América Latina y de algo épico, medio épico, que se yo. Después me fui como alejando de la fotografía documental porque primero, por muchas cosas que pasaron en el mundo tecnológico también, como el video, la irrupción de lo digital. Pienso que mi obra también es muy intuitiva, como que tengo algún radar que me voy dando cuenta lo que pasa en el mundo contemporáneo, y también estudié cine. Me interesa mucho la pintura, creo que tengo una gran influencia de la pintura, siempre quise ser pintor, inclusive pinto a veces… me gusta, entonces desde siempre mi actitud con la fotografía tuvo como un pie en el cine, un pie en el documentalismo, un pie en lo teatral y un pie en la pintura, en el hecho pictórico mismo.

Actualmente o progresivamente, se fue incorporando mi trabajo al circuito de arte contemporáneo.También la publicidad, que yo siempre traté, que me influencia de alguna manera mi trabajo. La publicidad como fenómeno. El pop latino hace una alusión directa a la influencia de la publicidad, el pop art, la incorporación de la publicidad al campo del arte contemporáneo, algún punto en común con Warhol, siempre del lado de la periferia, del subdesarrollo, del sur, digamos del sur, de la pobreza, de “mostrar la hilacha”, siempre me interesó eso, de querer hacerse el fino, pero finalmente se “te chorrea el mate sobre los pantalones”.

Todo se trata de una carga poética de una imagen. Los últimos años, me estoy dedicando casi exclusivamente a hacer fotografías intervenidas y no uso más el azar y la búsqueda documentalista clásica de andar por la calle y sacar fotos así como puede ser Cartier Bresson o Salgado, por ejemplo. Cartier Bresson de algún modo inventó la estética del hallazgo. La estética del hallazgo es un concepto muy importante porque en la pintura no existe eso, el hallazgo puede ser interno pero… viste, pasa un perrito y haces click, a mi ya no me importa que pase un perrito, sino pasa, contrato a un paseador de perros, le pago y le digo póngame el perro ahí, y el tipo lo borro con fotoshop, al que me tiene el perro.