Entrevista con Gyula Kosice

kosice

¿La música experimental? ¿Cómo considera la música Madí?

Había un señor, Kropfl (Francisco) del que hicimos una versión con los artistas neo-concretos del Brasil y éste hizo una serie pan-interbalar, que tiene relación con el dodecafonismo y con la música experimental con nuevos instrumentos. Al haber nuevos instrumentos se crean sonidos diferenciados de los que conocemos. Sonidos a interpretar pero que existen, no están develados al conocimiento todavía y no nos olvidemos que nuestro mayor potencial de recepción son los ojos. El noventa por ciento de los casos del ser humano es a través de los ojos, es la entrada y define las cosas.

No solamente en la pintura, la escultura, en el conocimiento general, vos hacés un diagrama de matemática o una avanzada geométrica y te encontrás que es a través del sentido de los ojos, de ver y ver es prácticamente dar a luz, cuando se nace ves la luz y dar a luz, en el caso de las mujeres.

¿Seguís hasta hoy manteniendo las ideas Madí?

Sí, lo sigo haciendo, pero con la gran bifurcación que yo tengo. Grete Stein -una fotógrafa- me sacó una foto de los relojes Mova con el neón encendido y salió todo borrado porque antes las fotos eran con placa de vidrio no celuloide.

Yo empecé a hacer obra en gas neón treinta años antes que los norteamericanos, los norteamericanos se hicieron ricos y yo no. El gas de neón y el agua son la permanencia total de mi obra, el agua móvil, activada por algún pequeño agregado; creo en el diálogo, esa que va cayendo de alguna obra, no puedo corregir el azar porque hay un diálogo entre la obra y el que la ve, el espectador que no espera eso, pero de repente pasa en el interior del material, se corre una gotita, hay burbujas de aire y yo no las controlo, no se repiten nunca, no sé qué va a pasar, siempre interviene un diálogo con la vida misma, esa es mi necesidad. Después viene la articulación que yo hago siempre, la fuerza móvil y fuerza cinética, sigo Madí, a pesar de algunas malas lenguas, yo fui el creador, el que escribió el manifiesto. De acuerdo a lo que está pasando ahora en otras latitudes, en Buenos Aires, Río, San Pablo o en Brasil, hay nuevos adherentes que son los neo-madí pero que estuvieron aunados por la revista Arte Madí Universal, se enviaron a las embajadas del mundo y se repartieron a los artistas y las instituciones artísticas, probablemente fue naciendo Madí con los nuevos agregados.

¿Te sentís identificado con algún otro artista de acá de argentina o Latinoamérica?

No yo me siento identificado, ya falleció Roth Rotfhus, un gran amigo que marcó cortando y recortando.

¿Cuál es la próxima obra?

Otra exposición que hice fue Big Bang, este libro tiene la ventaja que tiene un anexo, todo está en la última hasta el 2006.

¿Continuás haciendo las obras? ¿Las manufacturás?

Sí, estoy organizando una maqueta ahora, estoy más lúcido que antes.

 



Deja un comentario